¿EEUU toma en cuenta a sus antiguos militares?

Muchas personas aseguran pertenecer a la Armada en Estados Unidos es uno de los mejores trabajos porque les brinda beneficios a ellos y a su familia, sin embargo existen muchas otras personas que se arrepienten de haber brindado todos sus años de juventud a esta labor.

Es bien cierto que es un trabajo que llena de orgullo a la persona que pertenece a la armada como a sus familiares, pero una vez que la persona se retira ¿Qué queda para después?antiguos militares

¿El gobierno estadounidense los tiene en cuenta?

Según los estudios, pareciera que no tanto, en la actualidad se encuentran alrededor de 75 mil veteranos de guerra en situación de calle, esto no significa que no hallan organizaciones que se encarguen de ayudarlos, sólo que son muchas las personas y al parecer no dan abasto.

En el año 2015 el Ex Presidente de los Estados Unidos Barack Obama tuvo la iniciativa de rescatar a todos estos ex veteranos de guerra que se encuentran sin techo, pero este proyecto no se llevó a cabo totalmente.

Cabe destacar que casi todas las personas que vienen de la guerra sufren de los síndromes postraumáticos y necesitan atención médica, esto es un gasto adicional para el estado americano, ya que al parecer son los encargados de cubrirles el servicio médico, esta es la razón por la que deciden hacer oídos sordos ante el clamor de todas estas personas.

Existen muchos casos en que los soldados se han suicidado, ya que es un shock emocional estar en buena forma y pertenecer a una gran comunidad de personas esperanzadoras y  el día de mañana encontrarse en la calle sin siquiera un dólar. Esto ha causado tasas alarmantes en cuanto a los suicidios en veteranos de guerra, una cifra que se estima alrededor de ocho mil muertes anuales, aproximadamente 22 suicidios por día ¿bastante no?

Las personas que deciden alistarse en la armada tienen que cambiar completamente su manera de ser y de pensar, los enseñan a ser de un determinado modo, por lo que cuando se retiran sienten que les quitan todo lo que tenían y muchos de ellos tienen que reinventarse, pero no es fácil para todos.

El esfuerzo que está haciendo el estado americano no resulta suficiente para ayudar a estas personas que se encargaron de defender a toda su población y dejar la bandera de los Estados Unidos en alto.