Problemas de los que acarrean los veteranos de guerra

Pese a todas las mejoras que ha realizado el gobierno de Estados Unidos, el problema de muchos veteranos sin hogar sigue sin ser resuelto, y este problema se vuelve aún más grave a medida que los militares regresan de la guerra de Afganistán e Irak.

El Ex presidente Obama realizó muchos intentos para culminar de una vez por todas con este problema, pero le resultó imposible.

veteranos en la calle

Alrededor de 75.609 ex soldados se encuentran en situación de calle, la mayoría de estas personas son ya de edad muy avanzada, inclusive representan un 12% de toda la población adulta de los estados Unidos. Como ya se había mencionado 75.609 soldados son los que viven en la calle, pero alrededor de 137 mil soldados viven en refugios o al menos llegaron a pasar varios días en uno.

Esta es una situación de las que muy pocos logran escapar ya que el estado no les brinda suficiente ayuda y toda su juventud la emplearon en servir a su país.

Resulta sumamente inquietante que aquellas personas que estuvieron dispuestas a dar su vida por su patria ahora no se encuentren recompensados de ninguna manera.

La mayoría de los exsoldados sin hogar se encuentran en el estado de Washington, Texas, California y Florida. Este problema no solo los padecen aquellos veteranos de una determinada raza, ya que sólo el 34% de estos veteranos son de descendencia africana, mientras que el 11% son latinos dejando como resultado que 55% de los veteranos sin hogar son blancos nativos americanos.

De la guerra a la calle

Según relata el diario El País en una entrevista, en el centro de Washington se encuentran una gran cantidad de vagabundos de los cuales más de 15% son exsoldados, un buen día un periodista se acerca a dos vagabundos que estaban juntos, uno era de piel oscura y uno era blanco, ambas personas aparentaban como 50 años y estos les cuentan que son veteranos de guerra, se imaginará la impresión del periodista al escuchar esto.

Una de estas personas sin hogar se llama Ben y le dice que estuvo sirviendo en la guerra durante 8 años, estuvo en Irak y en Afganistán. También comenta que le resulto sumamente traumático pasar de ser un hombre que luchaba por su país, el mismo que ahora no le brinda ayuda para obtener un hogar, a ser un vagabundo. Ben también explica que muchas veces intentó acudir al departamento que les brinda ayuda los veteranos de guerra pero que nunca había sido escuchado por lo que desistió de hacerlo.

No resulta descabellado a pensar que Ben sufría de algún síndrome postraumático, ya que  según el periodista resultaba ser evasivo a casi todas las preguntas que se le hacía. Esta situación pese a ser triste no es más que la realidad y así como Ben, existen muchos más que se sienten decepcionados de no haber dejado la milicia como oficio para ocuparse en aprender otro oficio que seguramente les hubiese brindado todo lo que necesitan, techo y comida.